EL PICAPOLL NEGRE DE OLLER DEL MAS, MEJOR VINO DE CATALUNYA 2019

Hoy se ha presentado, en el Museu Marítim de Barcelona, La Guia de Vins de Catalunya 2019, de Jordi Alcover y Silvia Naranjo. La guía que este año llega a su 11ª edición es ya un referente periodístico de los vinos catalanes. Para elaborarla los autores y colaboradores han probado, a ciegas, más de 1.400 vinos. Al inicio de la presentación se ha hecho la entrega de los esperados galardones que premian los vinos con más puntuación. Para esta guía, el mejor vino catalán es el Picapoll Negro 2015 del Celler Oller del Mas, de la DO Pla del Bages, que también se ha llevado el premio al mejor vino tinto y al mejor vino de variedades recuperadas.

Para la bodega, este vino es una gran apuesta para recuperar las variedades autóctonas y hacer un gran vino. Mimado y cuidado desde la viña, llega a la botella como un vino complejo donde la variedad Picapoll Negro expresa toda su esencia, tipicidad y autenticidad. Las notas delicadas de frutos rojos se combinan con toques especiados y florales que lo hacen un vino delicado pero con estructura y carácter marcados por una acidez equilibrada. Un vino que expresa el «terroir», el clima y la nobleza de la finca el Pla de Bages. De la añada ganadora, se produjeron 2.955 botellas.

La bodega recuperó la variedad Picapoll Negro en 2006 cuando encontró unas cepas abandonadas y el INCAVI hizo un estudio genético del que resultó un 99,8% de coincidencia con el Picapoll Blanc. Fruto de estos resultados, Frank Margenat, propietario de la bodega, decidió no sólo recuperar la variedad sino hacer un gran vino que representara la identidad y la singularidad de la finca. En el año 2012 la bodega sacó al mercado el primer vino 100% Picapoll Negro con 373 botellas y hoy en día elabora unas 3.000 botellas (dependiendo de la añada). En la finca hay un total de 3,8 hectáreas plantadas con esta variedad autóctona, de las cuales sólo 0,6 se utilizan para elaborar este vino y corresponden a la parcel.la «Margenat». El resto de parcelas van destinadas a los otros vinos de la bodega que llevan todos un pequeño porcentaje de esta variedad.

Más de 18 premios se han entregado en esta 11 edición de la Guia de Vins de Catalunya donde aparte del Picapoll Negro, se ha premiado al mejor blanco, ex aequo, entre el Metamorphika Sumoll Blanco brisa 2017, de la Bodega Costador, de la DO Catalunya y el Masia Carreras Blanc 2016 de la Bodega Martí Fabra de la DO Empordà. El premio al mejor rosado ha sido repartido entre tres de los candidatos: el Escabeces 2016 de las Viñas del Tío Pedro, de la DO Tarragona; el Finca Olivardots Rosa de Ánfora 2017, de las Viñas de Olivardots, de la DO Empordà; y el Dido «La Solución Rosa» 2016 de la Bodega Venus La Universal, de la DO Montsant. El galardón de la guía al mejor espumoso ha correspondido al Paraje Calificado Turó d’en Mota 2004, de la Bodega Recaredo, de la DO Cava. Y se ha considerado que el mejor vino dulce era la Alta Alella 1981 Ismael Manaut de la Bodega Alta Alella, de la DO Alella.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas tal y como se recoge en la política de cookies en la columna "finalidad". Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies