La fuerza y la identidad de un terroir único

Nuestra finca tiene unas 600 hectáreas de cultivos y bosques. 60 de estas hectáreas son campos de viñedos.

Queremos preservar la identidad de la zona y hemos destinado muchos esfuerzos en recuperar nuestras variedades de uva. Coexisten variedades nobles como la Merlot, la Syrah, la Cabernet Franc i la Cabernet Sauvignon, con variedades autóctonas como la Picapoll Blanc, la Picapoll Negra y las tradicionales Mandó, Sumoll, Malvasia Manresana, Samsó i Macabeu.

La proximidad de Montserrat es clave: actúa como pantalla, evita que entren los vientos suaves procedentes del mar y genera un microclima continental, que, con acentuados cambios de temperatura entre el día y la noche, favorecen la maduración de la uva.

En Oller del Mas no entra ninguna uva que no sea de la propia finca. Queremos mantener la identidad de un terroir único. Respetar el suelo, la flora y la fauna autóctonas es nuestra manera de querer la biodiversidad de la finca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas tal y como se recoge en la política de cookies en la columna "finalidad". Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies